Archivo mensual: junio 2008

Creamos el grupo territorial “Socialistas de Extremadura” en el Senado

         
Uno de los objetivos que planteamos desde el principio fue reforzar el trabajo de los extremeños en las Cortes Generales. Ayer dimos un paso más al crear dentro del Grupo Parlamentario Socialista en la Cámara Alta, el Grupo Territorial “Socialistas de Extremadura”. El Grupo lo componemos los siguientes miembros y “miembras” :María Murillo, Francisco Jiménez Araya , Carmen Granado, Rafaela Fuentes, Vicente Llanos, Francisco Fuentes y yo mismo. Los compañeros y compañeras decidieron que yo actúe como como coordinador del Grupo y Carmen Granado, como vicecoordinadora.

La constitución de los grupos territoriales está prevista en el artículo 32.1 del Reglamento del Senado, según el cual “dentro de los grupos parlamentarios que se compongan de senadores elegidos en el territorio o por las asambleas legislativas u órganos colegiados superiores de dos o más Comunidades Autónomas, podrán constituirse grupos territoriales”.

Por último, y en lo referente a su participación en las sesiones plenarias, el artículo 85 establece que “En los debates del Pleno de la Cámara sobre cuestiones que afecten de modo especial a una o más Comunidades Autónomas, el Presidente, de acuerdo con los Portavoces de los Grupos parlamentarios respectivos, ampliará el número de turnos de Portavoces fijado en cada caso por el reglamento a efectos de que puedan intervenir los representantes de los Grupos Territoriales afectados”.

Con la constitución de este grupo territorial reafirmamos la intención de los socialistas de convertir el Senado en una cámara de representación territorial, que represente y sea capaz de traer la voz de los ciudadanos extremeños a esta Cámara. A través de este Grupo territorial vamos a acercar el Senado a los extremeños e impulsaremos iniciativas que redunden en beneficio de Extremadura.

Anuncios

Cuando en “crisis” ganamos a Italia…

Estaban algunos en la discusión terminológica sobre si nos encontramos en recesión, crisis o desaceleración, criticando al Gobierno por no utilizar la terminología que ellos estiman oportuna, a pesar de que la teoría economica diga otra cosa, cuando el Presidente del Gobierno, al presentar el Informe Económico 2008, anunció ayer en el Consejo Económico y Social las nuevas medidas que se pondrán en marcha inmediatamente.

Las nuevas medidas, que se incorporan a las que se aprobaron en el Primer Consejo de Ministros tienen como base el cambio de modelo productivo y el dialogo social. Esos dos ejes son básicos e insisten en los ejes estratégicos sobre los que se ha venido trabajando desde que el PSOE comenzó a gobernar en el año 2004 y en el compromiso de Zapatero en la última campaña electoral: no vamos a dar un paso atrás en la protección de los derechos sociales de quienes más lo necesitan en momentos de desaceleración económica. Por eso, algunos se han lanzado en contra de las medidas cuando no han visto entre ellas las eufemísticas reformas de las pensiones o del mercado del trabajo ( es decir, privatización de las pensiones o flexibilidad en los despidos).

En su lugar, creceremos en la economía productiva y en las políticas sociales, con austeridad en los gastos corrientes de las Administraciones Públicas , impulsando la demanda y aumentando la liquidez de las empresas. Y todo ello, desde el dialogo con los agentes sociales (ni volvieron ni volveran a producirse decretazos). Son medidas planteadas desde el reconocimiento de que la situación económica ha cambiado como consecuencia de factores internacionales ( crisis financiera, alimentaria o incremento del petróleo) y del propio cambio de modelo productivo al disminuir el sector de la construcción en España. Son medidas, en definitiva, para hacer frente a la situación económica actual sin recortar un milímetro en los derechos sociales.

Y todo ello, cuando conocemos los datos estadísticos de Eurostat con los que confirman que no sólo vencemos a Italia en el terreno deportivo, sino que hemos aumentado la ventaja en riqueza por habitante y que nos seguimos aproximando a los tres mayores paises de Europa:Alemania, Francia y Reino Unido, situándonos siete puntos por encima de la media de los 27.

Estos datos no van a servir para dormirnos en los laureles. Pero al menos, que sirvan para que no nos obliguen a flagelarnos.

Europa en Yuste

          Pronto empezaron a resonar  en el Monasterio de Yuste  los noes de los irlandeses al Tratado de Lisboa. De nuevo,el  resultado del  referendum celebrado  para ratificar un Tratado cogía a contrapié a Europa. Pero la Fundación Academia Europea de Yuste nos sumergió en  un acto repleto de europeismo, en el que todas las intervenciones, desde Tzvetan Todorov, el Presidente del Parlamento Europeo, Simone de Veil , el  Presidente de la Junta de Extremadura o el rey Juan Carlos repensaban Europa, animándonos a continuar construyéndola .

 

            Pero los irlandeses, como antes  hicieron los franceses o los holandeses  -y permanentemente los británicos- boicotearon el avance del proyecto europeo  que representa el Tratado de Lisboa( ayer la Constitución europea), cuya  finalidad principal no es otra que reforzar las instituciones europeas.

 

            Y en ese  debate curiosamente se unen los extremos, aquellos que dicen defender una Europa de los ciudadanos, y quienes pretenden que  no se olviden las naciones para que  precisamente los ciudadanos no se disuelvan entre tantos Estados, y por esa unión han vuelto a poner en entredicho la capacidad de los lideres europeos de avanzar en  la construcción de Europa.

 

            Irlanda ha sido uno de los países que más se ha beneficiado de los fondos europeos, y ahora, cual nuevos ricos, recelan de las capacidades de las instituciones europeas. Pero quizás también tiene que ver  con las decisiones que se están tomando por las instituciones europeas y que no hacen sino alejarnos de la propia esencia de Europa.¿ Es compatible con la idea de Europa la decisión de recortar los derechos de los inmigrantes, la aprobación de contratos de integración o la imposición de trabas insalvables a su permanencia en Europa, después de que hayan colaborado en su construcción?. ¿ O que tiene que ver la Europa que pretendemos construir con aquella que alarga la jornada laboral hasta las 65 horas semanales, como siglos atrás?.

 

            Parecía que la Europa que sobrevolaba Yuste no era ni la del no de Irlanda, ni la de la restricción de derechos a los inmigrantes ni la del recorte de los derechos sociales a los trabajadores. Todorov recordaba que Europa es diversidad y que el propio nombre de Europa nos retrotraía a quien fue raptada y vivió en pais ajeno como cualquier inmigrante. Guillermo Fernandez Vara pedía más Europa, una Europa más social, y Simone de Veil nos recordaba que Europa es sobre todo superación del horror contra los diferentes, como ella misma vivió en propia carne.

 

            Sería muy facil concluir que la Europa que deseamos es la que aparecía en el Monasterio de Yuste ( con la presencia del propio Felipe Gonzalez, como europeista de profesión y vocación), alejada de esas 65 horas o de las restricciones para los inmigrantes y lejos del resultado del referendum de Irlanda. Pero no estoy seguro si, posiblemente equivocados, con la papeleta negativa muchos irlandeses  estaban precisamente defendiendo también la misma Europa que nosotros  respirabamos en esta mañana ya veraniega en Cuacos de Yuste, entre aquellas viejas piedras del Monasterio donde murió el Emperador Carlos V, reivindicando una Europa auténticamente de los ciudadanos.

Financiación local

 

El Pleno del Senado, con el apoyo mayoritario de la Cámara, aprobó el pasado 10 de junio una moción presentada por el Grupo Parlamentario Socialista del Senado en la que se insta al Gobierno a impulsar un gran acuerdo político que, dirigido al fortalecimiento de los servicios públicos locales, avance en una reforma más estructurada del sistema de financiación local, de forma que se vincule a la financiación del sistema general de financiación autonómica y se dirija a profundizar en la consecución de una financiación suficiente de los servicios locales y que sirva de base para la aprobación de una nueva ley de financiación en este ámbito.

 

Hasta ahora, la reforma del Estado impulsada por la propia Constitución, ha hecho que el sistema de financiación de las CCAA haya ocupado la prioridad en el debate político. Y es ahora el momento de los Ayuntamientos. Toca ya que el sistema de financiación de los Ayuntamientos sea definitivamente acordado de forma que se garantice esa financiación suficiente que reclaman las Corporaciones Locales.

 

La participación del mundo local en el gasto público se mantiene prácticamente estable desde el año 1985, en torno al 13%, aunque en la anterior legislatura se pusieron en marcha un importante conjunto de medidas y actuaciones como las medidas urgentes de financiación local de 18 de Julio de 2005, a través de los que se ha compensado con 120 millones de euros anuales desde 2.005  a los ayuntamientos para hacer frente a la disminución de ingresos derivada de la nefasta reforma del Impuesto de Actividades Económicas llevada a cabo durante el gobierno del PP. También la posibilidad legal de anticipo de liquidación definitiva de participación en los tributos del Estado o la creación de un nuevo fondo para los municipios de menos de 20.000 habitantes han sido medidas impulsadas desde el convencimiento del PSOE de que los Ayuntamientos son las administraciones más próximas a los ciudadanos y que necesitan un impulso del resto de las Administraciones.

 

Estas importantes medidas muestran el compromiso del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el ámbito municipal. Ahora es el momento de seguir avanzando y responder a una demanda justa e histórica: la de una reforma de la financiación local adaptada a las necesidades reales de los ayuntamientos españoles.

 

Es necesario subrayar que los Gobiernos Locales han desarrollado de facto, competencias que pertenecen a otras administraciones del Estado, lo que ha supuesto que su gasto corriente haya crecido fundamentalmente en las áreas de gestión asociadas a las denominadas “competencias impropias”.

 

Esta reforma necesita que se negocie, de forma paralela a la reforma de la financiación autonómica, de tal modo que dentro del más escrupuloso respeto a la distribución competencial, se tengan en cuenta los justos intereses de las haciendas locales. El objetivo no es otro que elaborar una legislación sobre las haciendas locales que haga realidad los principios constitucionales y ponga en valor la verdadera gestión municipal.

 

En Extremadura, pionera como en otros temas de interés para los ciudadanos, ya contamos con un gran acuerdo político, a iniciativa del Presidente de la Junta de Extremadura con las fuerzas políticas representadas en la Asamblea de Extremadura, para que la propia Federación Extremeña de Municipios y Provincias en una comisión creada al efecto, estudie y proponga las competencias municipales que pueden ser asumidas por los Ayuntamientos, acompañadas de la financiación suficiente. Por tanto, los 383 Ayuntamientos extremeños están más cerca que otros gracias a la sensibilidad municipal que desde siempre ha tenido el PSOE en Extremadura.

 

Los senadores socialistas extremeños impulsaremos, desde nuestras responsabilidades en la Cámara, que ese acuerdo se haga realidad en el más breve plazo de tiempo posible, desde el convencimiento de que es la hora de resolver definitivamente la financiación municipal.